Además del trabajo, existe el tiempo libre, aunque no todo el mundo lo sabe. Disfrutar los momentos de ocio, los días festivos y los periodos de vacaciones es una buena manera de cuidarse.

Si el tiempo libre se equilibra con una vida saludable, un trabajo satisfactorio y unas buenas relaciones familiares y sociales, tendremos casi todos los ingredientes para ser felices.

Relax, diversión, cultura y aventura

Playa en vacaciones

Podemos llenar este tiempo de muchas maneras. Por ejemplo, una buena siesta es excelente para relajarse. Pero, paradójicamente, no es sano que nuestra mente y nuestro cuerpo estén siempre ociosos en tiempo de ocio. Pasear o leer también relajan.

Aficionarse, jugar, tener un hobby, estudiar y practicar un deporte o arte, son actividades que nos pueden mantener entretenidos y ocupados a diario. Podemos aprovechar los días festivos y las vacaciones para actividades más divertidas, o lanzarnos a la aventura: viajar, hacer turismo y asistir a espectáculos. Al menos, podemos disfrutar cultivando nuestras relaciones sociales y ampliando nuestros conocimientos cuturales.

Vamos a relajarnos y dar un paseo por estos temas:

Aficiones y hobbies

Vacaciones, viajes y turismo

Artes, cultura y formación

Actividades recreativas: voy a pasármelo bien

Mejor bien acompañados que solos


Claves:

cultura

siesta

aventura

relax

espectáculos

hobby

salud

trabajo

relaciones

viajes